lunes, 2 de abril de 2007

Pereza

No sé si será que queda poco para el descanso de semana santa (en minúsculas) o la típica astenia primaveral, pero hoy estoy perezosa. No me apetece buscar noticias que comentar ni pensar en algo ingenioso que escribir. Y me da la sensación de que a otras personas le pasa lo mismo. Supongo que no se puede mantener el mismo ritmo eternamente.

Mucha gente considera la pereza un defecto. Yo lo considero una virtud. Hay que saber ser perezoso, vaguear cuando es necesario, darle al cuerpo y a la mente la oportunidad de no hacer nada. ¿Por qué tenemos que estar continuamente haciendo algo? Trabajando, leyendo, escribiendo, pensando, cocinando, limpiando, viajando, cuidando, viendo, escuchando, hablando... Siempre estamos "haciendo". Mucha gente no sabe cuándo debe parar. Y se siente culpable cuando lo hace. A mí me gusta darme de vez en cuando el lujo de ser perezosa, de no hacer nada, de escapar de la rutina y de las obligaciones.

Así que hoy estoy perezosa. Pero tengo que trabajar. Uff, qué dura es la vida...

¡Viva la pereza!

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy contigo. La terde que se pasa sin más, las mañanas que no son nada... ¿Quién puede aburrirse? Yo no.

Maripuchi dijo...

Tengo dos nenes de 2 años y 6 meses (respectivamente) ... ¿qué es pereza? ¡ainssss!

Scout Finch dijo...

Magapola, qué buenos días esos ¿verdad?

Maripuchi, en tu caso la pereza es un lujo, je je.

¡Saludos!

Daniel Isaac dijo...

...YO NADEO
TU NADEAS
EL NADEA

...MMMMM...nadear, qué buen verbo.

Sí scout, hay un ambientillo de tedio importante...

Abrazos.

Scout Finch dijo...

Gran verbo, Dani. Esos días de nadear a la vista...

Lo que me encanta de las vacaciones es disfrutar la espera en días como estos.

Abrazos.

javierM dijo...

Ah... pero si queda alguien de guardia en Internet.

Esto se ha quedado más vacío que Sanchinarro en agosto... bendito ateísmo: todos a torrevieja.

M@k, el Buscaimposibles dijo...

¡Que viva!

Cinéfila dijo...

Di que sí, yo en vacaciones voy a vaguear de lo lindo, que falta me hará. Mañana es mi último día hasta el martes que viene.
Saludos

fogarsconnection dijo...

Yo a eso de perezear, lo llamo momentos de reflexión. Suele colar hasta que empiezas a roncar...

Los italianos lo llaman el dolce far niente (o algo así), pena que estemos perdiendo esas sabias costumbres latinas. Reivindiquemos la pereza, el soffing, y nuestra entrañable siesta, exijamos a los políticos que lo incluyan en sus programas electorales.

Scout Finch dijo...

Cinéfila, disfruta de tus vacaciones. Besos.

Fogars, secundo la moción. ¡Hay que reivindicar nuestro derecho a la siesta! ¡Que lo incluyan en los convenios! ¡Camitas en todas las oficinas!

¡Saludos y buenos días!

animalpolítico dijo...

La mejor siesta es la que llega a traición. Eso de la siesta de "pijama, padrenuestro y orinal" que decía Cela no es para mí. Una siestecilla de quince minutos ante la tele es lo mejor que hay para renovar las neuronas...

Voto por las vacaciones...